“Oblivio, memorias del olvido” en el CCEN

(Publicado en Ítaca el 21 de octubre, 2011)

Mañana sábado 22 de octubre se llevará a cabo “2011 Poetas por Km²”, edición Nicaragua, organizado por el Centro Cultural de España en Nicaragua (CCEN). Con ‘Letras a la Calle’, este proyecto procura realizar un poema colectivo. Cada Centro Cultural de España en América Latina será el conductor de la acción, dando la posibilidad a los poetas de sus países de unir sus voces en un mismo clamor el 22 de octubre, que es el último día de esta séptima edición del festival; donde se registrarán todas estas manifestaciones de la riqueza del lenguaje, de su pluralidad y su inmensa capacidad para expresarse. 2011 Poetas por Km2 unirá después todos los fragmentos logrando un poema universal, pudiéndose visitar a través de internet todas las intervenciones en los diferentes países.

(Clic en la imagen para agrandar)

La dinámica de mañana empieza a partir de las 5:30, con “Poesía sobre ruedas”, en el recorrido en el bus del CCEN por diferentes puntos de Managua hacia el CCEN con los poetas Mario Martz; Enrique Delgadillo; Daniel Ulloa; Rafael Mitre y Carlos M-Castro; luego en el CCEN estará mi instalación “Oblivio, memorias del olvido” y se cierra con el “Marilyn Project: Ser Rubia no es tan Cool” con Alejandra Sequeira y Madeline Mendieta.

“Oblivio, memorias del olvido” es una adaptación del proyecto original presentado en la II Muestra de Arte Iberoamericano (México D.F., 2009), durante el Programa de Residencias Artísticas para Creadores de Iberoamérica y de Haití en México.

¿Qué somos todos sino una acumulación de recuerdos?

Ellos encontraron el primer árbol de Oblivio, de madera tan oscura como la noche reciente. Parecía seco y olvidado, y colgaban de él cantidades considerables de frutas frescas. Su Capitán arrancó una, observó su piel brillante y morada, dio un mordisco y sentenció que era comestible. Horas después el Capitán les preguntó quiénes eran. Otros actuaron igual, al tiempo que en una minoría comenzaron a surgir imágenes, sonidos, olores y sensaciones que correspondían a una infancia lejana que brotaba con nitidez desde el olvido. Éste era Oblivio, que premiaba o castigaba al azar con memoria y olvido. Fragmento de “Vendrá el Apocalipsis y nadie lo sabrá” (cuento)

Aquí pueden descargar el programa de mano: 2011-poetas_por_km2.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

volver arriba

© Ulises Juárez Polanco v4 | JP, MD, y UJP | 1,161,485 visitas desde 21/09/2011
Se permite la reproducción de los textos citando la fuente y notificando al autor.