Artículos

(Mis opiniones. Mis convicciones. Mis circunstancias.)

“No somos disparados a la existencia como una bala de fusil cuya trayectoria está absolutamente determinada. Es falso decir que lo que nos determina son las circunstancias. Al contrario, las circunstancias son el dilema ante el cual tenemos que decidirnos. Pero el que decide es nuestro carácter.” José Ortega y Gasset.


Del porqué la juventud es la época de la esperanza

(Publicado en Artículos el 27 de abril, 2006)

(Una despedida a Nueva Generación, página dominical de opinión joven)
 

Graham Greene escribió que hay un momento en donde abrimos la puerta y entra el futuro: la juventud. Pero no siempre el futuro viene simpático, y entonces nos obliga a bajar la cabeza sumisamente ante él. En un país donde tenemos una abrumadora mayoría joven se necesitan alternativas para evitar esto: el futuro de la juventud es el futuro de la sociedad y, por efectos generacionales, la desilusión de la sociedad es el resultado de la desilusión del joven.

En febrero de 2004, a raíz de una propuesta presentada por diez jóvenes a El Nuevo Diario, nació Nueva Generación, página dominical de opinión. ¿La particularidad? Se trataba de una página de opinión en un diario de circulación nacional, coordinada y dedicada con exclusividad a los jóvenes. Este proyecto ha sido único en el periodismo nacional y, de hacer un análisis más exhaustivo, quizá único en todo el continente. Al platicar con profesores de periodismo, académicos, escritores jóvenes y amigos de Brasil, Uruguay y Argentina siempre fue notoria la incredulidad de una página con estas características, en especial en un periódico de la talla de END en importancia y tiraje. El ímpetu juvenil y la valentía editorial fueron irrefutables al mostrar la edición online de El Nuevo Diario.

Ahora que toca despedir la página, como jóvenes, la consideramos un éxito rotundo. Las puertas siempre abiertas de nuestra página a todas las colaboraciones, críticas y sugerencias de la juventud y de la sociedad en general permitieron que unos 87 jóvenes publicaran sus opiniones durante más de 100 semanas ininterrumpidas; habiendo también cumplido con responsabilidad el trabajo de coordinación y preedición. Organizamos el foro-debate “Juventud y Elecciones Municipales 2004”, al que asistieron los candidatos a la silla edilicia capitalina y más de 200 personas, la mayoría jóvenes, quienes llenaron el local; y con regularidad también nos reuníamos para analizar qué estábamos pensando y cómo podíamos mejorar la página.

Fuimos firmes en que el futuro del país tiene que tener como ingrediente fundamental la unión de su juventud. Y así trabajamos siempre. Jóvenes con tendencias políticas, religiosas, sociales disímiles logramos trabajar en orden y respeto, y desde jóvenes profesionales con maestrías hasta estudiantes de secundaria en colegios estatales publicaron desinteresadamente. En la primera edición afirmamos que no perseguíamos horizontes pontificales, sino, con humildad y rectitud, el no caer en la pasividad. Ahora, los jóvenes colaboradores de Nueva Generación no desaparecen. Se integran a las páginas de opinión de El Nuevo Diario, otra razón de peso para decir, “valió la pena”.

Toca despedir el proyecto agradeciendo de corazón la amistad brindada por El Nuevo Diario, en especial la atención vigilante de Luis Rocha, Director del Nuevo Amanecer Cultural, y de Onofre Guevara, editor y permanente consejero de la página, sin quienes esta sección no hubiera sido posible. Un saludo fraterno a todos los lectores y amigos que nos hicieron llegar sus comentarios, felicitaciones y críticas.

Con todos ellos aprendimos que si la juventud es la época de esperanza es porque, con frecuencia, los mayores tienen esperanza en nosotros. Esperamos haber cumplido; también haber abierto la puerta para que entre el mejor futuro anhelado. Al ritmo de Cerati al final de aquella canción, gracias, ¡totales!

Anterior Coordinador de Nueva Generación.

Textos relacionados:

Logo El Nuevo Diario

Share

¡Felicidades! Estamos en África

(Publicado en Artículos el 23 de abril, 2006)

Amigo nicaragüense: olvide las maletas y aquel sombrerito caqui que siempre soñó usar para su safari en África. Ni se preocupe por hacer reservaciones con aquella aerolínea que le cobrará hasta el panecillo que nadie come abordo. Olvide todo y relájese, porque usted, amigo nicaragüense, usted ya está en África… en el África subsahariana. Según […]

Contradebate: ¿Libre comercio?

(Publicado en Artículos el 2 de abril, 2006)

Y esto no es dogmatismo sino realidad. Pero, ¿cuál es la realidad que estamos viendo? El domingo anterior se publicó mi artículo “¿Libertad y apertura comercial?”, comentando otro con el mismo título, pero sin interrogante, cuyo autor es mi compañero Francisco Enríquez Cabistán. El lector podrá leer hoy en esta página (Opinión de El Nuevo […]

¿Libertad y apertura de comercio?

(Publicado en Artículos el 26 de marzo, 2006)

Era Twain quien escribía sobre los tres tipos de mentiras, a saber, las mentiras, las malditas mentiras y las estadísticas. Las últimas, que deberían ser las más precisas, son también las más injustas. Por ejemplo, si mi vecino tiene seis carros y yo no tengo ninguno, las estadísticas dirán al mundo que tanto él como […]

Something must be right with Bush…

(Publicado en Artículos el 7 de marzo, 2006)

(Publicado en inglés originalmente en . Traducción del autor revisada por Nancy Almendras de ) Ever since George W. Bush was given his first imperial leadership of the northern country (by people placed in the Supreme Court by his own father), I don’t know if I should laugh, scream or cry whenever I discover what he’s […]

Ce que nous devons à Bush…

(Publicado en Artículos el 3 de marzo, 2006)

(Publicado en francés originalmente en . Traducción del español por Maria Poumier de ) Depuis qu’on lui a remis le pouvoir impérial en 2000, (enfin, les gens que son propre père avait installés à la cour suprême de son pays) Bush me fait rire. Sérieusement, et ça ne m’empêche pas de souffrir et de m’indigner, […]

Algo bueno tiene Bush…

(Publicado en Artículos el 2 de marzo, 2006)

Desde que a George W. Bush le entregaron en el 2000 su primera jefatura imperial (personas que su propio padre había colocado en la Corte Suprema de Justicia del país del norte), no he sabido si reír, gritar o llorar cuando descubro de lo que anda haciendo y diciendo por el planeta que él gobierna. […]

Páginas: 1234567Última

volver arriba

© Ulises Juárez Polanco v4 | JP, MD, y UJP | 1,176,862 visitas desde 21/09/2011
Se permite la reproducción de los textos citando la fuente y notificando al autor.